Desde tiempos remotos se habla de la influencia de la herramienta en el resultado de la forma. La herramienta tiene una manera de tratar al material que determina acabados, terminaciones y trazos, pero también condiciona a quien la usa y condiciona su forma de concebir la pieza.

El avance tecnológico lejos de borrar esa “huella” que algunos podrían identificar con la artesanía, la hace mas evidente.

Veamos algunos ejemplos. Un objeto inmaterial como la tipografía le debe mucho a las formas cinceladas en la columna Trajana. Los cortes en la piedra definieron las terminaciones y las formas de realizar las curvas, que luego se han seguido usando por siglos. DaVinci se burlaba de las pinturas de Miguel Ángel porque según el parecían esculpidas y no pintadas. Quien haya recorrido nuestra campaña conoce los tubos de ganado con los postes cortados a hachuela que tienen una irregularidad muy particular que los hace únicos. Las herramientas que usan los carpinteros japoneses pueden verse como simples o incluso extrañas pero cuando uno ve los objetos que se crean con ellas entiende como la herramienta modela al objeto y todo se vuelve un continuo donde no es fácil diferenciar idea, de acción y resultado.

Desde tiempos remotos se habla de la influencia de la herramienta en el resultado de la forma.

La forma del futuro.

Hace un tiempo compartimos en este nuestro facebook el video sobre la fabricación del powerbook de Mac. Este producto es quizás el primer objeto complejo de cierta masividad que fue generado con procedimientos que hasta ese momento eran usados para generar las herramientas que hacían los objetos. Hasta ese entonces el fresado de metales por control numérico se realizaba con máquinas que por su velocidad o por su costo de mantenimiento y operación no eran viables de ser usadas en la producción de escala.

Los avances en los últimos tiempos en el desarrollo de herramental permitieron que esta tecnología fuera clave en el aspecto Macbookpro. Sin embargo, las ideas formales detrás de los productos de Apple han estado en el “continuum de conocimiento” occidental desde por los menos unos 70 años. Son muy populares en las redes los comparativos de imágenes de la producción de diseño de objetos de Braun y los de la manzana.

Herramientas vs ideas.

Así como las herramientas físicas modelan los objetos, los modelos mentales también lo hacen. Los modelos mentales que llevaron a la concepción de los objetos mas icónicos de Braun son muy similares a algunos de los que alimentan los productos de Mac en los últimos años. La funcionalidad expresada en una composición clara del objeto, su relación con el usuario, así como la búsqueda de una cierta objetividad de la forma pueden verse tanto el Braun de los sesenta como en Mac de los últimos años. La mayor diferencia está en las posibilidades técnicas de cada momento.

El gran cambio que aporta el unibody del Powerbook es que eso que existía a nivel de modelo mental hoy puede llevarse a un extremo. Al no tener que unir piezas y definirlas todas al esculpirlas de una única pieza este MDM(1) puede llegar a su máxima expresión; los radios son controlados al extremo, las aristas alcanzan una definición que ningún moldeado permite, las perforaciones pueden ser microscópicas, los espesores del material pueden llevarse al limite y no se necesita generar trucos visuales para uniones inevitables  (buena parte del diseño de producto moderno es hijo el manejo hábil de estas uniones) y los objetos pueden así cambiar su forma para acomodar las diferentes funciones que se necesita atender. Por otra parte, si bien en plástico se podían alcanzar resoluciones similares con facilidades productivas mucho mayores, el contacto con el metal le aporta un componente de jerarquía atávica que aún sigue siendo inalcanzable para los plásticos.

Esto podría ser un caso aislado pero lo que en un momento pareció una extravagancia de Apple encuentra nuevos exponentes al aparecer la Leica T en el mercado.  El modelo mental y técnico vuelve a ver su expresión. Una única pieza con mínimas uniones, intersecciones y una precisión absoluta en la definición de la forma.

Aquí debajo pueden ver un video de la realización de la nueva Leica.

Se puede obviar de este video la parte de la terminación manual que parece más un truco de marketing para justificar el precio, que una verdadera necesidad.

¿Es que el unibody llegó para quedarse?

Probablemente se vuelva mucho más frecuente, y trascienda a otros materiales. Pero esto sobre todo porque el unibody en realidad es una vieja utopía formal que en cierta medida tiene que ver también con las herramientas. En este caso con las herramientas con las que diseñamos.

En general estos objetos del tipo envolvente-mecanismos se diseñan a partir de un bloque que se va modelando hasta obtener la forma deseada. Luego se parten y se dividen para definir piezas de distintos materiales que generan uniones de piezas, líneas de cambio de materiales y necesitan de piezas que responden a moldes que lo hagan viable. Desde que Earl y Loewy impusieron el sistema de los modelos de arcilla para “ver” los automóviles antes de producirlos, casi todos los productos que nos rodean se hacen así, desde las licuadoras a los autos, pasando por las computadoras y los teléfonos.

Quizás la utopía de la maqueta llevada directamente al objeto final esté mucho más cerca y sea mucho más fuerte de lo que muchos de nosotros, los diseñadores, asumimos.

Las impresoras 3D, al mejorar sus tiempos y velocidades de producción, nos van a seguir llevando hacia ahí. El desafío entonces volverá a ser como en los tardíos setentas y los ochentas darle un sentido al producto mas allá de la “perfección” técnico-formal.

Parece un circulo pero no lo es.

– MDM: La definición: mental design model pertence a Andries Van Onck y se refiere a los conceptos y procesos mentales que permiten concebir e idear un objeto. Van Onck profundiza sobre las relaciones entre este modelo mental y el objeto diseñado.

Todas las fotos son propiedad de sus respectivos autores. Se usan aqui solamente con fines ilustrativos:

Primera versión 12/05/2014 revisado para su publicación: 14/11/2016